En el sector de la construcción es de suma importancia optimizar la operación de las obras lo máximo posible y así lograr que sean rentables. Para volver eficiente un proyecto y ahorrar en costos lo máximo posible, se deben elegir los equipos más adecuados para el tipo de trabajo a realizar y mantenerlos siempre a punto, para tenerlos trabajando en todo momento.

Un equipo de construcción mal operado y sin el mantenimiento adecuado puede frenar el proceso en las obras, pues hay que interrumpir su operación y esto aumenta los costos, ya que se debe incurrir en gastos de reparación que no se contemplan en el presupuesto del proyecto.

Capacitación en obra

Empecemos por el principio, antes de poner en funcionamiento una máquina, se debe saber cómo manejarla correctamente; por lo que es indispensable LA CAPACITACIÓN pues con esta se conocen las partes del equipo, sus funciones y su correcta operación para un óptimo desempeño del equipo en el lugar de trabajo.

En IMACON, entregamos los equipos y hacemos efectivas las garantías con este requisito cumplido, pues creemos firmemente que los equipos correctamente operados son más eficientes y duraderos, al conocer sus partes y cómo funcionan, el operario sabrá cómo hacer el trabajo de forma correcta y eficaz; además podrá reconocer cualquier deficiencia o falla que se presente en cualquier componente del equipo y sabrá actuar a tiempo.

Una vez se tiene el control del funcionamiento del equipo y lo ponemos a trabajar es importante mantenerlo operativo la mayor parte del tiempo, para esto se debe seguir el cronograma de los MANTENIMIENTOS PREVENTIVOS que indican todas las revisiones y acciones a realizar después de “x” cantidad de horas de trabajo, buscando evitar daños en la máquina a corto y a largo plazo. Por esta razón, en IMACON entregamos en la capacitación un manual de operación donde se especifican todos los tiempos y componentes de cambio a tener en cuenta en cada mantenimiento preventivo que requiere el equipo y siempre contamos en stock con los elementos necesarios para realizar estos procesos, ya que la disponibilidad de repuestos es indispensable en la operatividad de nuestros clientes.

En IMACON decimos: “no hay equipos malos, hay equipos mal mantenidos”, recuerde que estos equipos realizan trabajos pesados y no se debe permitir que una mala operación y falta de mantenimiento hagan sufrir la eficiencia de su proyecto y generen daños irreparables en su máquina.

Repasemos las ventajas de tomarse el tiempo de hacer el proceso de capacitación y mantenimiento de cualquier equipo:

  • Conocer el funcionamiento y manejo del equipo.
  • Evitar las deficiencias por mala operación.
  • Disminuir las posibilidades de daños en el equipo.
  • Programar el mantenimiento sin afectar la operación de la obra.
  • Controlar y reparar oportunamente cualquier falla que se presente.
  • Reducir costos, ya que un mantenimiento siempre será más económico que una reparación.